Prensa Metropolitanos | Redacción: Miguel Santana (@santanadeportes)
Fotografías: Alfonso Ioannoni (@agim_7)

Si Metropolitanos tiene una voz autorizada dentro de sus filas, esa es la de Renier
Rodríguez, emblema del elenco con sede en Caracas. Su experiencia y
determinación lo catalogan como uno de los jugadores más importantes en la
institución violeta, que este 2018 tendrá mucho que demostrar para trascender en
el firme propósito en de encontrar la excelencia, que para el defensor es un deber.
Tras haber llegado al equipo en junio del año pasado, su segundo ciclo como
parte del combinado capitalino ha sido tan exitoso como la primera vez que vistió
dicho uniforme. A falta de pocos días para iniciar el campeonato, el lateral analizó
cómo ha sido la preparación del club púrpura antes de asumir retos venideros,
entendiendo que lo más importante es acoplarse a la idea del técnico De Oliveira.
“Hemos corregido errores y nos estamos adaptando al modelo de juego que
quiere el entrenador, quien para mí es uno de los más preparados que tiene
Venezuela. Creo que podemos hacer un buen campeonato, porque hay buenos
jugadores en nuestras filas y los jóvenes tienen muchas ganas de mostrarse”,
aseveró el de Caricuao, consciente que lleva consigo el rol de líder natural en el
camerino.
En solo horas, los de la Universidad Santa María disputarán la Copa Bicentenaria, y
medirán fuerzas ante rivales de trascendencia como Caracas y Monagas, lo que para
Rodríguez es ideal pensando en el buen momento que han atravesado a lo largo de
esta pretemporada, que inició en el Club Puerto Azul de Vargas, pasando por la cancha
usemista y teniendo una siguiente estación en la Casa Portuguesa de Aragua.
“Para mí, sí es importante obtener resultados positivos más allá del
desenvolvimiento que como equipo tengamos, porque eso nos da mucha
confianza para seguir encarando retos. Estamos listos para hacer un buen papel
y dar lo mejor de nosotros en cada presentación”, agregó con sinceridad.
Nada lo detendrá en el deseo de demostrar que su compromiso nunca caduca. Renier
espera que 2018 esté lleno de grandes éxitos, pero a su vez comprende que lograr algo
bueno lleva constancia, trabajo, dedicación y absoluta entrega. Está seguro de sí.