La gerente de Metropolitanos trabaja en base a consolidar un proyecto social que tiene como premisa convertir al elenco violeta en un sentimiento

Prensa Metropolitanos FC | Miguel Santana (@Santanadeportes) | Fotografías: Alfonso Ioannoni (@Agim7)

El rol protagónico de las mujeres en el fútbol cada día se acrecienta y muestra de ello es ver trabajar a la única gerente del balompié venezolano en Primera División. Administradora de profesión, desde la oficina labora con la firme convicción de aportar todo lo que sea necesario para que su causa trascienda a lo infinito. Más que un equipo, Metropolitanos es un sentimiento que apuesta a la consolidación desde sus bases, formando de manera integral a quienes mañana serán grandes protagonistas del deporte venezolano y latinoamericano. Su misión como parte de la Junta Directiva presidida por Juan Carlos Ferro es utilizar cada recurso en procura de beneficiar a la institución, cumpliendo con la premisa del club: avanzar a pasos agigantados, con la convicción de creer a ciegas en cada esfuerzo realizado.

Pese a que el cuadro que compite en la máxima categoría del campeonato vinotinto trabaja a máxima intensidad para salir de zona roja y evadir cualquier posibilidad de descenso a Segunda División, uno de los puntos altos del conjunto con sede en la Universidad Santa María son las categorías menores, pues los violetas han obtenido resultados importantes en lo que a sus fuerzas básicas se refiere. Jugadores como Christian Larrotonda, Drexler Peñafiel y Jonathan Castillo, con contratos profesionales, fueron formados en las inferiores, convirtiéndose en productos de exportación a futuro, cuando tengan el suficiente rodaje para volar a otras fronteras.

“Además de formar grandes jugadores, nosotros queremos que quienes hagan vida en Metropolitanos sean buenas personas. Trabajamos para educar a los ciudadanos y que a través del fútbol tengan una herramienta que les permita cumplir metas. Hemos visto crecer a muchos jóvenes quienes han sido desarrollados en nuestros equipos menores y eso nos llena de alegría”, dijo la directiva, quien recientemente cumplió su segundo año en la asunción del cargo.

Enaltecer valores de un proyecto social y hacer que este sea duradero en el tiempo es parte de un inconmensurable esfuerzo realizado por cada una de las personas quienes componen al elenco capitalino. Ella desde el escritorio, cada entrenador en la cancha y quienes aportan esfuerzos proporcionales a la consecución de éxitos grupales son determinantes, logrando así caminar hacia la meta deseada.

“Hicimos un gran esfuerzo económico para poder contar con el aporte de jugadores experimentados y quienes nos pueden ayudar a materializar nuestros objetivos deportivos, por lo que no tenemos dudas de que vamos a salir adelante”, expresó Guzmán, quien cada día aprende algo nuevo en el interminable mundo del fútbol.

La creación del equipo femenino por determinación de la Federación Venezolana de Fútbol les ha permitido darles cabida a valores con talento, apoyando dicha iniciativa con la convicción de ver a las metropolitanas brillar en la cancha, comprometiéndose de esta manera con el crecimiento de la escuadra caraqueña.

“Gerenciar un equipo profesional tiene un alto grado de complejidad por las diversas necesidades que se deben atender, pero con pasión y profesionalismo todo es posible. Cada quien da lo mejor de sí para que el nombre de Metropolitanos quede en alto y juntos podamos cumplir nuestros sueños”, concluyó, plenamente convencida que el futuro cercano sonreirá a un cuadro que nunca se da por vencido.

La institución es hoy en día, una  familia que ha contando con una gran mujer, siendo la columna vertebral de un proyecto que apunta a lo más alto en la capital venezolana, es por ello que el pasado domingo 06 de agosto durante el encuentro ante el Deportivo Lara, el equipo violeta le rindió un homenaje a Perla Guzmán por su destacada labor durante estos cinco años.