Ofensiva Violeta con sello internacional

Los refuerzos foráneos para el Torneo Clausura rindieron sus frutos y aportaron en el crecimiento Violeta

 

Alan Navarro | PRENSA METROPOLITANOS FC.- El equipo Violeta contó con la incorporación de tres jugadores importantes que vinieron a estas tierras a seguir creciendo como personas y profesionales, adoptando a Metropolitanos FC como su familia y brindándole todo el apoyo, siendo los goles la mejor manera de demostrarlo.

 

Armando Carrillo, Diego Valdés y Sebastián Contreras fueron los tres refuerzos foráneos que con mucho profesionalismo, supieron aportar su granito de arena para que el equipo Violeta conquistara la permanencia y peleara hasta última instancia el cupo al octogonal.

 

Goles al ritmo de la cumbia

 

El delantero colombiano, Armando Carrillo, se convirtió en el máximo artillero del equipo Violeta con diez anotaciones, sintiéndose feliz de haber aportado en el semestre. “Primero que todo, agradecido con el cuerpo técnico, con los compañeros que sin ellos no se hubiera podido hacer esa bonita campaña. Me siento feliz porque cuando aportas, sabes que diste el máximo y sirvió para conseguir un objetivo, uno puede quedarse tranquilo consigo mismo”.

 

El ariete no solo aportó con sus anotaciones, sino que asistió en varias ocasiones. “Lo más importante es que se creó un buen grupo, con la mentalidad puesta en seguir haciendo historia en Metropolitanos”, apuntó.

 

Carrillo finalizó contando como fue su debut en el fútbol venezolano. “Era mi primera experiencia en el fútbol venezolano, siempre al principio cuesta. Llego a Metropolitanos y al obtener continuidad, los minutos que uno requiere para demostrar sus condiciones todo fue mucho mejor. Estoy seguro de que se puede mejorar porque ya tenemos un conocimiento de como es el fútbol, como son las canchas, los distintos equipos y seguramente la experiencia será mucho más positiva”.

 

Armando Carrillo fue el tercer jugador con más minutos disputados en el Torneo Clausura con 1377, equivalente a un 90%. Anotando 10 goles y recibiendo tres tarjetas amarillas.

 

El tanque de Medellín

 

El delantero colombiano, Diego Valdés, demostró en su pasaje por el equipo Violeta poseer un juego ofensivo basado en la tenencia de la pelota, apostando a su corpulencia para aguantar el envión de los defensas y habilitar a sus compañeros o quedar mano a mano con el guardameta.  “En lo personal, me siento muy bien. Hasta la lesión iba en un nivel ascendente, ya después uno le cuesta un poco pero estoy contento y tranquilo con lo que dicen más no conforme, sabiendo que puedo dar mucho más”.

 

Siendo su primera experiencia en Venezuela, no dudó un segundo en reconocer el nivel táctico. “Hablar del nivel, aquí siempre es difícil jugar, algunas canchas son complicadas, el calor en algunas plazas es difícil. El fútbol en sí es bueno, los latinos tenemos muy buena condición técnica”, concluyó.

 

Diego disputó en el Torneo Clausura 564 minutos (36 en calidad de suplente), equivalente a un 37%, anotando un gol.

 

El “10” de San Martín, Buenos Aires

 

El volante argentino, Sebastián Contreras, llegó al equipo Violeta para ponerse el “10” en la espalda y comandar la ofensiva durante el semestre. “La verdad lo disfruté mucho desde el punto de vista futbolístico. En lo político, lo que sería con el club, estuve gracias a Dios muy cómodo, le agradezco a toda la gente de Metropolitanos por haber confiado en mi, creo que intenté devolverles toda esa confianza en fútbol y en con la mejora de mi trabajo”.

 

Con dos goles y varias asistencias, se mostró feliz por los objetivos alcanzados. “Muy contento porque se consiguió lo que se buscaba que era la Permanencia, gracias a Dios todo salió y ahora lo único que falta es seguir trabajando, se acortó el tiempo de las vacaciones, hay que volver a los entrenamientos cuanto antes para estar preparados para la próxima temporada”.

 

Contreras finalizó destacando su nivel demostrado y que puede dar más. “Las cosas salieron de lo mejor aunque siempre a uno le queda algo por dar. Lamentablemente las cosas o los partidos no se dan como a uno le gusta siempre, pero creo que en un 90% pude rendir lo que yo puedo dar por mis compañeros, por el equipo y vine aportar lo poco que yo se, la experiencia que puedo tener y gracias a Dios sirvió y estamos todos muy contentos”.

 

El volante disputó en el Torneo Clausura 1114 minutos, equivalente al 73%, anotando en dos ocasiones y recibiendo tres tarjetas amarillas.