El joven volante entrena con los profesionales violetas y gana espacio

 

Redacción: Miguel Santana (@santanadeportes)
Fotos: Alfonso Ioannoni (@agim_7)

Moisés Urquiola es parte de esa generación de jugadores que a futuro promete vistiendo la franela de Metropolitanos Fútbol Club. Es apenas un muchacho que milita en el equipo Sub.16, pero su calidad le ha llevado a ser tomado en cuenta por el técnico Dani De Oliveira para hacer la pretemporada con el equipo de Primera División, estando en el Club Puerto Azul de Vargas, cancha de la Universidad Santa María, Casa Portuguesa de Maracay y Copa Bicentenaria de Barinas. Ha vivido días maravillosos, al lado de referentes del fútbol venezolano y personas que admira desde que inició su camino como atleta. Todo es ganancia.

Volante ofensivo de buenas cualidades naturales, su verticalidad, capacidad de sorpresa y velocidad lo catalogan como un elemento de amplia proyección. Su debut como profesional será cuestión de tiempo, y mientras llega aquel anhelado momento, aprovecha cada oportunidad recibida para crecer. Se le ve contento, como a alguien que sabe trascenderá de nivel en tiempos venideros.

“Absorber la mayor cantidad de conocimientos posibles de jugadores como Josmar Zambrano es clave para mí. Ellos no solamente han tenido la oportunidad de brillar en Venezuela, sino que también lo hicieron en otros países. Estoy en un momento muy especial e importante”, aseveró.

De instancias decisivas conoce. Fue parte de aquel equipo que en 2016 disputó la final de la Serie de Oro Sub.16, y también participó en el combinado que arribó a octavos de final de ese mismo campeonato en 2017. En ambas ocasiones, lo entrenó Manuel Di Maio, ahora estratega del filial, donde pudiera recalar.

“Todo lo que venga y sirva para crecer es bueno. Hoy, es muy gratificante ser entrenado por Dani De Oliveira, quien me ha pedido cosas como presionar más, ser agresivo al momento de atacar y mejorar mis movimientos en el área. Son puntos que con los entrenamientos he ido perfeccionando para seguir siendo tomado en cuenta”, develó Urquiola.

Los sueños no caducan, y su intención de ser anunciado por la voz interna del estadio como parte de la alineación titular en su cuadro, pero como elemento referente, se acrecienta. Moisés abre las aguas de un largo camino y con ánimos de avanzar, sudará hasta la última gota.