El equipo violeta cumple cinco años de haber sido fundado en 2012


Prensa Metropolitanos FC | Escrito por: 
Miguel Santana (@Santanadeportes) | Fotografías de: Alfonso Ioannoni (@Agim7)

Las agujas del reloj no han parado de correr, y el despertar número 1825 indica que hace cinco años todo inició. El tres de agosto de 2012, una ilusión en forma de sueño cobró vida a través del balón, como razón de eterna persecución e inexplicable sensación. Para entender lo ocurrido, habrá que remontarse a los motivos de un sentimiento cautivado en la intimidad de dos corazones futboleros. Juan Carlos Ferro, con su apoyo incondicional al deporte y Mariano Díaz, apasionado visionario de una disciplina masificada, unieron fuerzas en aras de llevar al campo lo escrito en un papel. Caracas y su inmensidad abrieron espacio a una nueva propuesta, y Metropolitanos llegó al mundo como alternativa deportiva en la capital vinotinto.

Marco Vivas, hoy entrenador del equipo filial, anotó la primera diana de una institución que para entonces competía en Segunda División. Con Deportivo Táchira “B” como rival y el Polideportivo El Paso de escenario, un 2-0 certificó una victoria imborrable para los protagonistas; Jorge “Zurdo” Rojas, emblemático jugador venezolano, escribió su nombre para quedar en la historia como primer goleador del elenco violeta en la máxima categoría del balompié venezolano, dejando en segundo plano la derrota por 3-1 ante Caracas Fútbol Club en el Estadio Olímpico de la UCV.

Ha pasado de todo en un puño de años. Rafael Santana Segovia, como primer entrenador del elenco capitalino, consumó la primera alegría con el ascenso del 2014, cuando a base de gallardía escalaron para medirse ante los mejores del fútbol criollo, pero al mando de un nuevo cuerpo técnico, el fatídico calendario 2015 en su ocaso, significó la primera gran piedra del camino, pues tras haber finalizado en la penúltima posición del certamen, medirse al JBL Zulia en un repechaje para mantenerse al máximo nivel significaba presentar dos difíciles pruebas, superadas con sendos empates 2-2 fuera de casa y 1-1 como locales, solo que una alineación indebida del capitán Anderson Arciniegas representó volver a la categoría de plata por perder en mesa lo ganado en cancha. Hubo lágrimas.

Pero Metropolitanos, fiel a su política y apoyados en una estructura sólida, no desmayó ni un segundo. Unión, constancia y compromiso se convirtieron en las premisas fundamentales de un elenco soñador, al que solo le bastó un año para regresar al lugar del que nunca debió haberse ido, esta vez levantando la corona de campeones tras disputar una emocionante final ante el aguerrido Atlético Socopó.

El 29 de enero de 2017, a las 11 de la mañana, Atlético Venezuela le dio la bienvenida de vuelta a los de la Universidad Santa María con un empate a cero en territorio caraqueño. Desde aquel día, atornillarse al campeonato dorado y no ceder ante la adversidad se convirtieron en objetivos claros para un grupo que apuesta por la excelencia, dándole espacio a valores de nuevo cuño para que estos ante el mundo demuestren la valía del talento emergente. Drexler Peñafiel, Christian Larrotonda, Jonathan Castillo y Santiago Fernández certifican el trabajo realizado en las divisiones inferiores, que camina de la mano con la experiencia atesorada en los botines de Cristian Cásseres, Emilio Rentería y Víctor Rivero, referentes del club.

Una cancha propia de grama sintética con sede en el alma mater adherida al equipo, cinco campeonatos de la Copa Disney, un subcampeonato Sub.16 de la Serie de Oro y miles de ilusiones reflejadas en los ojos de la esperanza yaciente y latente, son el resultado de un esfuerzo titánico abrazado a la sapiencia del histórico Rafael Santana Fontes. Cinco son los lados de una estrella y también los años de un sentimiento.