La oncena violeta suma ocho puntos de 15 posibles en el Torneo Clausura 2017

Prensa Metropolitanos FC | Miguel Santana (@Santanadeportes) | Fotografías: Alfonso Ioannoni (@Agim7)

La adversidad es el termómetro perfecto para medir cuán grande puede ser un equipo. Faltaban minutos para que Metropolitanos disputase uno de los partidos más importantes del Torneo Clausura 2017, y visitar al Caracas Fútbol Club en su feudo con la intención de sumar tres puntos no era tarea fácil, pero el elenco violeta, que antes de enfrentar al cuadro rojo se encontraba en posiciones de descenso, jugó un partido perfecto. Cuando hubo que defender, la zaga central estuvo impecable; al momento de hacerse con la tenencia del balón, los volantes ejercieron su trabajo rindiendo a plenitud de condiciones; si el encuentro daba espacios para atacar, los referentes ofensivos se hicieron sentir, y cuando hubo necesidad que apareciera el arquero, Víctor Rivero ahogó el grito de gol para el conjunto dueño del patio. Al final, Anderson Arciniegas, desde el punto penal y Gustavo Britos, al más puro estilo de un depredador de área, sellaron una histórica victoria por 0-2. Lo mejor: dieron un paso inmenso rumbo a conquistar las dos metas del plantel, mantenerse en Primera y clasificar a la liguilla.

Rafael Eduardo Santana Segovia. El hombre que estuvo dando indicaciones los 90 minutos del duelo tiene nombres y apellidos. A lo largo de los días previos al choque entre semana, su voz se escuchó con frecuencia en los entrenamientos del combinado violeta realizados en la Universidad Santa María. Corregir detalles y no cometer errores era la premisa fundamental del grupo, que aguardaba pacientemente su oportunidad para dar un golpe de autoridad. Nunca en la historia, los actuales campeones de Segunda División habían vencido al elenco más veces monarca de Venezuela, pero siempre hay una primera vez.

Desde la fracción uno hasta el minuto 95, Metropolitanos mantuvo el mismo ritmo, presionando continuamente con el propósito que los jugadores al servicio del club contrincante cometieran errores. Fue así como llegó la segunda anotación, cuando Drexler Peñafiel robó un balón al defensor argentino Matías Presentado, sirviendo en bandeja de plata un pase que Gustavo Britos solo tuvo que conectar al fondo de la red. Hay alegría sin confianza, porque la página de dicho lauro fue pasada de manera inmediata, enfocándose de lleno en la siguiente estación del metro futbolero: Mineros de Guayana, líder del certamen.

“Arrancamos el partido sabiendo que lo único que teníamos que hacer era nuestro trabajo y así fue. Supimos hacer las cosas de manera correcta y los muchachos demostraron que se crecen en momentos de dificultad. Espero que este sea nuestro punto de inflexión para lograr lo que queremos, agradeciéndoles a todos el esfuerzo realizado y ahora pensando en los próximos retos a confrontar”, dijo el estratega.

El destino rodó como una esférica y conspiró a favor de la causa caraqueña. Atlético Socopó, Deportivo JBL Zulia, Portuguesa Fútbol Club y Trujillanos, rivales directos del combinado usemista en la lucha por no descender, perdieron sus respectivos compromisos, por lo que la victoria en el coso de Los Chaguaramos cobró doble valor. Sumar tres unidades más en casa será la misión a cumplir en solo 72 horas, para así alejarse más de la zona roja.

“No solamente había que jugar bien, sino también demostrar jerarquía, cosa que tuvimos. Volveremos al trabajo con la misma ilusión, queriendo siempre salir adelante en el cumplimiento de nuestros más importantes objetivos”, continuó el técnico.

Sumar ocho puntos de 15 posibles y ascender a la posición número seis, advierte que los capitalinos no quieren ser considerados candidatos al descenso. Todo lo contrario: con silencio, trabajo, esfuerzo y compromiso, la causa violeta marcha a ritmo de octogonal.