El mirandino fue el juvenil con más minutos disputados en el Torneo Apertura  

Prensa Metropolitanos FC | Escrito por: Miguel Santana (@Santanadeportes) | Fotografías: Alfonso Ioannoni (@Agim7)

Las agujas del reloj trabajan sin descanso con la intención de reencontrar a Metropolitanos con su reto más inmenso en tiempos recientes. Cada hora que transita acerca más a los dirigidos por Rafael Santana Fontes a dar el primer puntapié inicial de un campeonato en el cual no hay margen de error, porque las premisas del elenco violeta son vencer y convencer. El domingo 16 de julio, los capitalinos se verán las caras con un rival conocido: Atlético Venezuela, escuadra ante la que inaugurarán el Apertura 2017 en duelo válido por la jornada uno del certamen, que se desarrollará en el Brígido Iriarte de El Paraíso a las cuatro de la tarde. Iniciar el segundo semestre del año con pie derecho será clave para trascender.

El último antecedente entre ambos combinados data del sábado 29 de enero del año en curso, cuando escribiendo el primer capítulo de la temporada, empataron sin goles. Ese día, el histórico estratega venezolano alineó a un joven ariete que mostró buenas formas en su primera vez. Las expectativas eran altas y hubo jugadas ofensivas creadas en el laboratorio de Drexler, juvenil que se ganó a pulso la titularidad en el frente de ataque.

Medio año después de esa fría mañana, Peñafiel vuelve a soñar con exhibir su mejor versión en vanguardia, pero ahora con la responsabilidad que supone ser un elemento con recorrido. Su equipo necesita imperiosamente la victoria para tomar una bocanada de oxígeno mientras se aleja de zona roja y contrario a aquella ocasión, esta vez no se puede perdonar. La clave del éxito pasará por ser efectivos de cara al marco patriótico.

“Nos hemos preparado de la mejor manera posible para tener un campeonato que cumpla con las expectativas del grupo y vamos a salir con todo desde el primer juego. En frente tendremos a un rival que conocemos y al que podemos ganarle con velocidad”, manifestó el muchacho formado en las categorías inferiores del elenco caraqueño.

“Han cambiado muchas cosas con relación al primer partido que disputamos. Nosotros tenemos que sumar para estar tranquilos y empezar a cumplir con nuestra primera gran meta, que es alejarnos del descenso. Tácticamente el equipo se encuentra bien preparado y tenemos confianza en nosotros mismos y nuestras capacidades”, agregó.

Estar rodeado de profesionales a quienes considera referentes en el ejercicio de su función lo motiva, pues cada día aprende algo nuevo de sus compañeros. Cristian Cásseres es quien más lo aconseja, pero con atención especial observa trabajar a los más experimentados para contagiarse de calidad. El guatireño quiere triunfar y desea hacerlo en su feudo.

“Cada uno de nosotros va a dar lo mejor de sí por esta camiseta y cada partido tiene un alto grado de importancia. Lo ocurrido en el Apertura quedó en el olvido. Esta será otra historia y todo lo dicho se verá reflejado en el campo”, aseveró el ariete.

Su ilusión es tan inmensa como la cancha donde intentará hacerse sentir. El deseo de trascender antepone orden sobre pasión. Drexler ha crecido fuera y dentro de su hábitat natural, encontrándose atento a la caza de su presa: un balón picando  cercano a la red.