El cuadro violeta recibirá este domingo al Deportivo Anzoátegui

 

Prensa Metropolitanos FC | Miguel Santana (@Santanadeportes) | Fotografías: Alfonso Ioannoni (@Agim7)

 

Metropolitanos y el triunfo llevan 10 días sin hablarse, pero la octava jornada del Torneo Clausura 2017 presagia augurios de reconciliación. Enfocados en reencontrarse con la razón del esfuerzo y mantenerse en posiciones vanguardistas del campeonato, los dirigidos por Rafael Santana Fontes reciben al Deportivo Anzoátegui en las instalaciones del Estadio Nacional Brígido Iriarte de El Paraíso, donde a las cuatro de la tarde disputarán un choque trascendental pensando en las aspiraciones locales, pues los amos del patio desean vencer para estar cada vez más cerca de su principal objetivo: decir presente en la Liguilla.

 

Haber vencido a Caracas y Mineros sirvió para que los usemistas se alejasen de zona roja y demostrasen poderío frente a escuadras llamadas a ser protagonistas del certamen balompédico vinotinto. Estudiantes de Mérida, último rival liguero, los venció por 2-0 en suelo andino, pero aquello no fue sino un tropezón circunstancial del camino que conduce al cumplimiento de una meta que comparte la familia violeta: ser los mejores del país.

 

Fresco está el recuerdo de la última victoria capitalina contra los orientales, porque el 18 de marzo del año en curso, Anderson Arciniegas, en el epilogo del partido, facturó una diana que significó tres puntos dorados. El 0-1 logrado en Puerto La Cruz invita a pensar en grande, porque ahora, como amos del patio, vencer y avanzar serán premisas fundamentales.

 

Renier Rodríguez fue titular ese día en resguardo de la franela portocruzana, asumiendo idéntica condición, pero ahora en defensa del conjunto púrpura. Como uno de los caudillos de la última línea, profundizará en el cuidado del costado izquierdo, sacando provecho de su velocidad en jugadas que al contragolpe puedan marcar diferencia en zona de resolución.

 

“Viví muy buenos momentos con Deportivo Anzoátegui, institución en la que estuve dos años dando lo mejor de mí, pero hoy me debo a Metropolitanos y tengo que trabajar para que el equipo esté cada vez en una mejor posición”, dijo el zurdo.

 

Técnicamente comandados por Charles López, los “aurrrijos” han empatado sus últimos cuatro choques de manera consecutiva. Desde el 16 de agosto, cuando empataron sin goles contra Aragua, hasta el 27 del mismo mes, día en el que finalizaron 1-1 ante Monagas, sumar de a uno ha sido la tónica amarrilla y roja. En la Cuna de Simón Bolívar no la tendrán fácil.

 

“Tenemos una gran necesidad de puntos, así que cada partido se juega con la mayor intensidad posible. Los conocemos, sabemos cuán capaces son y tenemos claro qué previsiones hay que tomar para evitar que nos compliquen el juego”, expresó José Acosta, zaguero central del cuadro que hace vida en la Universidad Santa María.

 

Facundo Moreira y su técnica volverán a pisar un escenario que se está acostumbrando al estilo del sureño, con toques precisos y balones que desde larga distancia van a destino seguro. Para el uruguayo, las formas distan del fin, pues hay que ganar así sea por mínima diferencia.

 

“En casa no podemos fallar y más cuando sabemos que todo está parejo entre los equipos que pelean por estar de primeros. Desde que comenzó el campeonato, cada juego es el equivalente a una final”, manifestó el mediocampista, ex Boston River.

 

La dinámica del deporte más jugado en el mundo no da treguas. Metropolitanos volverá a tener en casa una posibilidad de trascendencia. Sus jugadores saben que solo sirve aquí y ahora. Mañana todo será mejor, pero venciendo hoy, sobrarán motivos para creer.