Los capitalinos consignaron registros para enmarcar

 

Prensa Metropolitanos FC | Escrito por: José Pablo Lobo (@Pablo27Lobo) | Fotografías de: Víctor Osuna (@vaos0497)

 

 

Ser subcampeones de la categoría un calendario atrás no condicionó a la Sub. 16 de Metropolitanos para la ardua Temporada 2017, más bien, les llenó de motivación para repetir la instancia final en la Serie de Oro y revertir la tristeza de caer por la euforia de haber arribado al objetivo.

 

El plantel timoneado por el excancerbero, Manuel Di Maio, contó con futbolistas que llamaron la atención del cuerpo técnico, que en constantes oportunidades se acercaba a observar el desarrollo empleado por los atletas en formación.

Los púrpuras sumaron 47 unidades luego de disputar 20 cotejos, en un grupo junto a Caracas F.C., Deportivo La Guaira, Petare F.C., Fratelsa Sport y Pacairigua S.C., estableciéndose en la segunda casilla de la zona cinco y accediendo a los octavos de final de la competición juvenil.

 

El rival en la fase de 16 fue el elenco de Mineros de Guayana, jugándose el primer partido en la Universidad Santa María y el segundo en el campo de Los Olivos en la ciudad de Puerto Ordaz.

 

En el compromiso de ida en suelo caraqueño, los violetas arrinconaron a los guayaneses en su parcela, pero las múltiples ocasiones creadas no se tradujeron en goles para los de casa, además de ser perjudicados por la terna arbitral, que no validó un par de tantos lícitos.

 

La escuadra del sur del país aprovechó la única posibilidad que tuvieron para marcar y llevarse el choque inicial por la mínima. Las sensaciones para los usemistas eran de impotencia por las decisiones de los jueces, pero por el juego demostrado, la remontada en el marcador global era posible.

 

Una semana después, en la vereda del Orinoco, los capitalinos igualaron la eliminatoria gracias al gol de Moisés Urquiola, obligando a que la llave se definiera desde el punto de penal. La tanda desde los doce pasos no fue fructífera para los metropolitanos, que luego de tanta gallardía y esfuerzo se quedaron con las manos vacías.

 

Los violetas en el presente año tuvieron un registro de 16 victorias, 2 empates y 4 resbaladas, siendo el segundo plantel con más triunfos hasta la fase de los 16 mejores. Adicionalmente, la escuadra capitalina marcó 57 goles, un promedio de casi tres tantos por careo, quedando como máximos anotadores Andrés Ferro y Giampaolo Petrilli con seis dianas cada uno.

La defensa citadina fue una muralla en todos los partidos, solo recibió 15 tantos, dejando el arco defendido por Mauricio Gazzella y Guissepe Saladino en cero en 11 compromisos, es decir, en la mitad de los enfrentamientos.

 

“Nos faltó definir las ocasiones de goles que tuvimos, ya que fuimos a lo largo de la temporada un equipo que dominaba los encuentros, pero muchas veces nos quedábamos cortos en la pegada”, indicó Moisés Urquiola, volante que marcó cinco dianas en el curso.

El portador del dorsal 10 resaltó el buen ambiente que reinó en la plantilla durante los dos semestres del certamen, con los cuales obtuvo buenas anécdotas y grandes aprendizajes que le ayudarán para el resto de su carrera futbolística.

 

“Esta temporada no llegamos a la meta que marcamos al inicio del Apertura, a pesar de ello dimos todo lo que había a nuestro alcance para lograrlo. Sucedieron cosas que nos complicaron y al final nos sacaron nuestro deseo de llegar a la final para llevarnos el campeonato”, concluyó el habilidoso jugador.