El preparador físico del primer equipo participó en el maratón CAF 42K 2017

 

Prensa Metropolitanos FC | Alan Navarro (@AlaNavarro) | Fotografías: Alfonso Ioannoni (@Agim7) 

 

Metropolitanos FC cuenta dentro de sus filas con una persona que es sinónimo de trabajo, experiencia y sabiduría. A su llegada en el 2016, Luis Morales se ha desempeñado en la preparación física del primer equipo, compromiso que ha cumplido sin sobresaltos.

Su sonrisa ante la vida es su principal característica, una peculiar forma de afrontar las adversidades con determinación, metiéndole ritmo como fiel amante de la salsa, sazón como buen cocinero, siendo su mejor logro, el cruzar cada meta trazada.

A sus 54 años, volvió a ser ejemplo para muchos al participar en su tercer maratón CAF 42K en la ciudad de Caracas, siendo este último, donde enfrentó los más altos desafíos, pensando por momentos en abandonar. Sin embargo, su tenacidad y fe, lo llevaron a cruzar la meta, siendo el apoyo de sus familiares al final de la línea con la medalla, el mejor premio.

“El domingo llegué a una conclusión, esa medalla la ganó mi señor Jesucristo. Lo que me pasó, una situación que en cualquier otro atleta era para verdaderamente abandonar la carrera, me exigí más de lo que estaba capacitado para dar, aguanté un ritmo casi de un corredor élite hasta el kilómetro 30, ahí se me inflamó el músculo posterior de la pierna izquierda, el dolor era muy intenso y aun así, Dios tuvo misericordia de mi, me permitió correr los últimos doce kilómetros muy suave, donde perdí todo ritmo de carrera, pero ya con el interés en solo llegar, lo pedí, me lo concedió y llegué”, expresó con la sonrisa que le caracteriza.

Su proeza fue de reconocimiento para muchos colegas, expresando que pese a las dificultades, logró mantenerse entre los tiempos realizados en los primeros maratones.  “Realmente me asombra de que muchos compañeros que tienen más tiempo que yo en el mundo del correr, me hayan escrito, llamado para felicitarme porque a pesar de esa gran adversidad que tuve, terminé haciendo 03:40 minutos. Mi mejor tiempo y en perfectas condiciones es de 03:30, es lo que me caracteriza, un hombre que vive con una actitud elevada”.

 

Ya con la tranquilidad que otorgan los días de descanso tras una competencia de alto nivel, Luis expuso las diferencias vividas en este maratón. “El detalle pasa porque en la competencia, cada vez uno la hace más dura contra si mismo, contra tu paso por kilómetro, tiempos totales de la carrera, con respecto a mejorar la técnica. Cuando tu compites contra ti mismo, te vuelves más exigente, hablo de mi manera de ser, forma de vivir, soy muy exigente conmigo mismo y es lo que me ha caracterizado en el mundo del fútbol, apuesto a la excelencia y dar lo mejor”.

Luis Morales concluyó agradecido por el apoyo del equipo antes, durante y después de la carrera. “Agradecido con el profe Rafa Santana, me reconoció el esfuerzo que hice, me regaló aplausos junto con el grupo, esos son también premios que tienen un altísimo valor, de verdad fue un motivo de gozo y felicidad. Vine al día siguiente -Lunes-, la emoción que tengo es mayor a los dolores que estoy experimentando en las piernas, ese esfuerzo, Dios me lo compensó con el reconocimiento de todos”.