El preparador físico de Metropolitanos Fútbol Club es un reconocido profesional del balompié venezolano con 18 años de experiencia  

 

Prensa Metropolitanos FC | Escrito por: Miguel Santana (@santanadeportes) | Fotografías de: Alfonso Ioannoni (@Agim7)

La llegada del nuevo milenio presagiaba momentos de cambios, y conforme se acercaba el año 2000, un joven preparador físico empezaba a mostrar su destreza al lado del estratega Noel “Chita” Sanvicente en la conducción técnica del Caracas Fútbol Club. Hoy, su currículo cuenta con cinco ascensos a Primera División y pasantías por tres de los equipos más importantes del país, porque Luis Morales tiene muchas historias que contar cuando hace referencia a una carrera plagada de anécdotas. Su meta más inmediata es hacer que los jugadores de Metropolitanos Fútbol Club rindan a plenitud de condiciones, sacando máximo provecho de las bondades que tiene cada atleta al servicio de la escuadra dirigida por Rafael Santana, preparándose a todo tren sobre la cancha de la Universidad Santa María.

Los capitalinos, que finalizaron en la décimo sexta (16) posición del Torneo Apertura 2017, quieren mostrar otra cara ante los ojos del planeta futbolístico en el venidero certamen, por lo que cada detalle marcará diferencia en un campeonato trascendental para la escuadra violeta. Físicamente, los caraqueños están en proceso de encontrar el máximo nivel posible para cumplir objetivos, siendo  prioridad evadir cualquier posibilidad de descender tan pronto como se pueda.
“Comenzamos a trabajar tras un descanso de dos semanas asumiendo la responsabilidad que significa estar en un equipo compuesto por gente comprometida con sus funciones. Nos olvidamos de lo que pasó recientemente y estamos plenamente enfocados en lo que podemos hacer, por lo que cada quien está dando el máximo para sumar cosas positivas”, agregó el profesional de la preparación física, quien desde tempranas horas trabaja con sus dirigidos aplicando técnicas innovadoras para que estos mejoren sus condiciones, suponiendo esta una alianza perfecta con quien ordena tácticamente.

“Un atleta profesional vive de su cuerpo y por ello tiene que cuidarlo en todo momento. Por eso, los atletas entienden que descansar no significa dejar de prepararse, porque en esta disciplina la constancia marca diferencia. Cuando un futbolista entiende que debe entrenar constantemente, tanto grupal como individualmente, rendirá de buena forma ante la exigencia competitiva”, agregó.

Morales, quien por años ha acompañado a los Santana en diferentes aventuras, espera que los de la capital puedan rendir en la asunción del reto que supone ganar la mayor cantidad de puntos posibles al inicio del segundo semestre, para de esta manera trabajar desde la tranquilidad que significa corregir sobre logros alcanzados.

 

“Me defino como un preparador físico trabajador, al que le gustan los equipos aguerridos, que presionen e intenten siempre recuperar la pelota para volver a jugar. La clave del éxito es sentir pasión por lo que haces y el fútbol nos permite vivir momentos inolvidables, por lo que siempre debes estar dispuesto a dar lo mejor de ti para cumplir cada meta trazada”, expresó el caraqueño, quien también ha formado parte de selecciones nacionales menores.

Aunque ha estado en equipos de talla como Estudiantes de Mérida, Aragua Fútbol Club y Deportivo Anzoátegui, fue Metropolitanos el cuadro que le permitió desarrollar un proyecto integral en la formación de talentos, pues desde las categorías menores hasta el equipo profesional, los futbolistas tienen una línea de entrenamiento estructurada por el encargado de hacerlos brillar desde lo físico, contando también con un asistente que le ayuda a extender su labor en escuadras inferiores, para que de esta manera quienes sean promovidos al combinado absoluto no tengan ningún problema en adaptarse rápidamente al ritmo competitivo.

 

“Hace unos meses, cuando estábamos en Segunda División, trabajábamos con pocos materiales, pero la realidad de hoy nos hace sentirnos orgullosos de acercarnos cada vez más a lo que queremos. Desde los muchachos en etapa de formación hasta quienes ya están consolidados como profesionales son tratados con la misma seriedad, porque ese es nuestro deseo”, explicó.

 

Luis Morales, el hombre al que todos miran con atención cada vez que da una indicación, entiende que tanto en la vida como en el fútbol es clave avanzar, para de esta manera estar cada vez más cerca de la excelencia que persigue constantemente. Por ello, y aunque han pasado 18 calendarios acompañados de cinco estrellas plateadas desde que por primera vez hizo sonar su silbato, las ganas de crecer permanecen intactas, haciendo de su labor un arte a base de alegrías.