El segundo capitán de Metropolitanos está consciente que deben mejorar el rendimiento y comenzar a sumar victorias próximamente 

Redacción: Miguel Santana (@santanadeportes)
Fotos: Alfonso Ioannoni (@agim_7)

Ser uno de los jugadores referentes de la institución violeta convierte a Juan Medina en una voz autorizada para alzarse en momentos de apremio. Sumar apenas dos de sus primeros nueve puntos no concuerda con las cuentas que a principios de temporada había sacado el cuerpo técnico de Metropolitanos, cosa que los jugadores saben perfectamente.Por ello, el oriundo de Nuevo Horizonte se expresó en nombre de sus compañeros, dando a conocer cuál es la opinión del vestuario, tras haber empatado 2-2 contra Deportivo Anzoátegui en su último duelo.

Por segunda vez utilizó la cinta que comparte con Anderson Arciniegas, pero en esta ocasión por expulsión del volante aragüeño. Se había puesto el brazalete desde el vamos contra Mineros en la jornada dos, siendo considerado uno de los jugadores que más respeto infunda en el plantel dirigido por Dani De Oliveira.

“Soportamos esto unidos como una familia, sabiendo que los buenos resultados van a llegar. Nos molestó muchísimo haber empatado un partido que estábamos ganando 2-0, pero así es el fútbol. Desde un principio dijimos que este equipo se armó para cosas buenas, así que no pensamos algo distinto a ello. Aguantamos este vendaval y vamos a mejorar”, dijo el zaguero.

Los próximos rivales del cuadro capitalino serán Deportivo La Guaira, de buen momento en la competición; Portuguesa Fútbol Club, líder del campeonato y Trujillanos, hueso duro de roer; no obstante, al combinado que hace vida en la Universidad Santa María poco le importa qué presente vivan sus contrincantes,teniendo como única premisa trascender en cada escenario que deban pisar.

“Si quieres ser un equipo protagonista, tienes que ganarle a todo aquel que se te atraviese. Vamos a mejorar algunas cosas en las prácticas de esta semana, para así cumplir con lo que nos está pidiendo el entrenador”, agregó.

Su reconversión de zaguero central a volante cinco ha sido de mucha utilidad para que tácticamente el equipo tenga equilibrio. Walter Gómez y Albert González han cubierto sus espaldas, lo que le genera tranquilidad cuando debe irse al ataque. Sobre el final del duelo ante los anzoatiguenses tuvo una clara ocasión, pero su remate pasó desviado del pórtico que entonces custodiaba César Vásquez.


“Si logramos enrracharnos positivamente, llegaremos al lugar que queremos. Tenemos mucho camino por delante y más que presionados, estamos comprometidos con enderezar este rumbo”, finalizó el talentoso mediocampista.