El defensor da lo mejor en cada entrenamiento para hacerse con un puesto en el once titular


Prensa Metropolitanos | Redacción: Miguel Santana (@santanadeportes)
Fotografías: Alfonso Ioannoni (@agim_7)


Cambió de equipo, pero no de ciudad y tampoco de estadio. Jhonny González seguirá jugando en el Nacional Brígido Iriarte de El Paraíso, pero ahora con la franela de Metropolitanos Fútbol Club. Como lateral derecho, ha mostrado buenas formas en el balompié venezolano, teniendo como meta inmediata ganarse un puesto en la escuadra violeta, para así aportar su cuota en la consecución de logros importantes. Desde Maracay, y en las instalaciones de la Casa Portuguesa del Estado Aragua, el joven defensor expresó cuáles son sus expectativas en este nuevo ciclo profesional, teniendo por delante el reto de asentarse en el combinado violeta.

Solo tiene días compartiendo con sus nuevos compañeros, pero la forma como le han recibido hace creer que cumplirá su temporada número cinco en la institución. Sentirse bien será clave para rendir a plenitud de condiciones, esto entendiendo que el deber de la familia violeta es encontrar la excelencia y así trascender.

“La temporada pasada Metropolitanos demostró que es un equipo importante y cuando se presentó la oportunidad de venir, no dudé ni un segundo. Desde el primer momento he estado a las órdenes del entrenador y dispuesto a ofrecer lo mejor en todo momento, porque aspiramos conseguir algo grande”, aseveró.


Sus constantes proyecciones por el costado derecho serán de mucha utilidad para Dani De Oliveira, quien le ha pedido presionar más en salida. Estos días son útiles para mejorar puntos importantes y hacer énfasis en situaciones de juego real. Los partidos amistosos han servido tener una idea de lo que pronto puede ocurrir.

“Cuando trabajas en base a victorias conseguidas, todo es más fácil. Uno cree que en partidos amistosos no son importantes los resultados, pero para nosotros sí, porque de una vez tenemos que adaptarnos a estar solo listos para ganar. Vienen dos duelos que para nosotros serán de total intensidad en la Copa Bicentenaria contra Monagas y Caracas, rivales que son protagonistas”, explicó seriamente.

Venezuela y el mundo adolecen de buenos laterales y saber que esta no es una posición fácil para jugar motiva más a González, quien procedente de Atlético Venezuela, tiene como una de sus metas vestirse de vinotinto tras exhibir cuán capaz puede llegar a ser vistiendo la franela de su nueva casa.

“Es un reto personal interesante y lo asumo con máxima responsabilidad. Metropolitanos tiene que acostumbrarse a ser un equipo batallador y con esa mentalidad avanzar. Juntos y unidos podemos hacernos fuertes”, concluyó.