El gramado sintético de la USM fue el escenario para el amistoso con los representantes caribeños

 

Prensa Metropolitanos FC | Escrito por: Miguel Santana (@santanadeportes) | Fotografías de: Víctor Osuna (@vaos0497)

No podía ser de otra manera: la pretemporada 2018 de Metropolitanos ha concluido con un partido amistoso de carácter internacional, pues los dirigidos por Dani De Oliveira midieron fuerzas ante Atlético Pantoja de República Dominicana en cancha de la Universidad Santa María, donde el estratega dio minutos al grueso del grupo que este domingo iniciará su transitar en el Torneo Apertura del año en curso, teniendo como primer rival a la Academia Puerto Cabello, combinado al cual recibirán en las instalaciones del legendario Estadio Nacional Brígido Iriarte. El encuentro contra los quisqueyanos finalizó 2-2, siendo Robinson Flores y Ángel González quienes anotaron para el equipo violeta, mientras que por la visita, Armando Maita, ariete venezolano, facturó por duplicado ante sus compatriotas. 

La dinámica del juego permitió al técnico púrpura observar detalladamente a cada uno de los elementos que tiene a su disposición, para así empezar a darle forma al primer 11 del año en choque oficial. Encontrarse debajo 0-2 no amilanó a los amos del patio, que en el segundo acto del duelo emparejaron las acciones.

Maita, cuyo último conjunto en Venezuela fue Estudiantes de Mérida, marcó la primera diana del partido aprovechando los espacios que en defensa concedió el cuadro local, dejando sin ninguna oportunidad al cancerbero de turno. Su segunda aparición en la hoja de goleadores fue un calco del primer recurso, con pase al vacío y gol. Nadie bajó los brazos en suelo usemista, porque el colocar en cancha a quienes están llamados a ser protagonistas generó cosas importantes. Flores, quien busca ganarse un espacio en el 11 titular, descontó con un remate seco en área rival y González, que solo lleva horas entrenando en Caracas, fue el Ángel goleador.

A fin de cuentas, el marcador final fue lo de menos. Metropolitanos, que inició su fase de preparación en el Club Puerto Azul de Vargas, pasando por la Casa Portuguesa de Maracay, participando en la Copa Bicentenaria de Barinas y finalizando en su feudo ante los hermanos caribeños, está listo para la acción. 

Cuatro entrenamientos más y llegará la hora de la verdad. El tiempo pasó a velocidad de sueños, acercando al grupo capitalino en dirección a la excelencia. Todos apuntan hacia el mismo lugar: trabajar para solo así trascender.