El juvenil de Metropolitanos sabe que los llaneros irán con todo a Caracas

 

Prensa Metropolitanos FC | Miguel Santana (@Santanadeportes) | Fotografías: Alfonso Ioannoni (@Agim7)

 

Christian Larotonda es uno de los juveniles con más proyección que tiene Metropolitanos, pero a su vez funge como un elemento clave en zona media para el cuadro técnicamente dirigido por Rafael Santana Fontes. Pese a completar apenas su primera temporada como profesional de Primera División en Venezuela, su mente ágil juega a favor de las pretensiones de un muchacho que sueña trascender sin límites.
Solo horas separan a los capitalinos de disputar uno de los choques más importantes del Torneo Clausura 2017, pues Atlético Socopó es rival directo en la lucha por no descender. Siete son el número de puntos que separan a un equipo de otro, pero con una victoria en condición de locales, los violetas pudieran dar el primer golpe de autoridad del actual semestre, no solamente ahuyentando a los fantasmas de la zona roja, sino manteniéndose en posiciones de Liguilla para disputar el título de campeones.
“Estamos seguros y conscientes de nuestras capacidades, pero jamás confiados. Socopó es un equipo que está urgido de sumar y vienen heridos a Caracas, por lo que debemos jugar con inteligencia y apelar a la eficacia que nos definió en partidos pasados”, expresó el valor de nuevo cuño, que trabaja fuertemente para pronto recibir el llamado de la Selección de Venezuela en su categoría Sub.20.
“La madurez que tienen los jugadores quienes son referentes de este plantel nos hace marcar diferencia con respecto a los demás, lo que nos ha permitido mejorar mucho en este segundo semestre. Cada quien sabe lo que tiene que hacer y lo da todo, por lo que este domingo no puede ser diferente a los otros días”, agregó.
Estar en la octava casilla a falta de ocho encuentros para finalizar el certamen balompédico nacional hace que los integrantes de la familia púrpura piensen en grande. Tras recuperarse de una lesión que le aquejó por tres semanas, volver a la titularidad en el empate a cero contra Zulia hace sonreír al jugador que cada día madura más, pero en el fútbol lo único que se merece es aquello que se hace.

“Tenemos algo clarísimo: los rivales que quedan en el camino y nosotros tenemos la misma ilusión que ganar, pero en el semestre pasado perdimos con Socopó, empatamos con Portuguesa y no pudimos con JBL. Estos equipos son más complicados que los llamados a ser protagonistas, así que no podemos cometer errores. También debemos ser contundentes”, explicó detalladamente al término de un entrenamiento matutino escenificado ante la mirada del inmenso Cerro El Ávila.
Más que hablar, hay que hacer. Juventud e incapacidad no son sinónimos, adagio que cala como anillo al dedo en el presente de Larotonda, quien aprovechará cada minuto disputado para demostrar que la pelota y su botín son aliados inseparables.