Los usemistas solo cayeron en tres cotejos celebrados en el feudo universitario

 

 

Prensa Metropolitanos FC | Escrito por: José Pablo Lobo (@Pablo27Lobo) | Fotografías de: Víctor Osuna (@vaos0497)

 

 

La temporada 2017 de la Serie de Oro para la Sub. 20 de Metropolitanos estuvo marcada por la cercanía de trascender a instancias decisivas y aprovechar el escenario balompédico para mostrarse y dilatar el pensamiento de un llamado del filial o del primer equipo violeta, como parte de sus aspiraciones de consolidarse como futbolistas profesionales.

 

La escuadra dirigida por Alberto Fros formó parte del grupo “5” junto a Caracas F.C., Petare F.C., Deportivo La Guaira, Fratelsa Sport y Pacairigua S.C., en la que sumaron entre Apertura y Clausura 26 puntos tras disputar 19 compromisos, sumando 15 unidades en la Universidad Santa María y 11 en condición de visitante.

 

En la faceta ofensiva, el cuadro púrpura marcó 27 tantos en todo el año calendario, siendo Andrés Vera con nueve goles, Iván Olivera con ocho tantos y Breiner Pérez con cuatro dianas los que más se destacaron en este aspecto. El equipo caraqueño encajó 30 dianas en la competición, sin embargo, no manchó la buena labor realizada por la última línea timoneada por el capitán, Lino Marino, y de los guardametas Carlos Acuña y Marcos Sánchez.

 

“Lo que rescato de esta temporada es la actitud y las ganas de querer ser mejores más allá de los difíciles torneos que enfrentamos, en los que tuvimos muchos altibajos, pero nunca nos rendimos, por eso estoy muy contento con mis compañeros y con el cuerpo técnico”, afirmó el volante, Andrés Vera.

 

El jugador violeta expresó que solo les faltó suerte para avanzar a la siguiente fase, ya que tenían todos los ingredientes para hacer un gran certamen, pero destaca que siempre presentaban la mejor disposición para superarse, a pesar de que en muchos tramos de la justa los resultados no acompañaron lo mostrado en el terreno de juego.

 

“Tuvimos momentos muy buenos, le ganamos al Caracas, nos enfrentamos sin temor a Deportivo La Guaira y a los rivales no tan fuertes les hicimos buenos encuentros, demostrando que podíamos ir por más. Nosotros éramos el mejor plantel del grupo, aunque la fortuna y los altibajos nos perjudicaron para lograr nuestro objetivo”, indicó el portador del dorsal ocho.

 

Los atletas sienten que están en deuda con la institución caraqueña, ya que les otorgó muchas cosas para establecerse en el primer nivel de la categoría, aunque avisan que irán por todo para la venidera Serie de Oro, y para ello, se están dejando la piel en cada entrenamiento.