Arciniegas: “El equipo está escribiendo su propia historia”

La primera temporada de Metropolitanos Fútbol Club en la Segunda División del balompié nacional, estuvo marcada por la entrega, dedicación y sacrificio de cada uno de los integrantes de la institución. Un paso los separó de lograr el ascenso a Primera División en su corta historia, es por ello que Anderson Arciniegas, destacó que cada partido fue un cúmulo de experiencias que serán emepleadas como herramientas en la próxima temporada: “Cada minuto que se jugó fue una enseñanza”, apuntó el experimentado jugador Violeta.

A la espera de lo que será el reinicio de las actividades del club en la pretemporada, el exjugador del Aragua FC y Tucanes de Amazonas, planteó el futuro inmediato lleno de compromisos, y evaluó las situaciones que no se cumplieron como esperaban: “No podemos regalarnos en casa, todos los partidos fueron duros pero pudimos haber obtenido más puntos. Ya sabemos que en casa tenemos que hacernos respetar, y en la carretera tomar la mayor cantidad de puntos posibles”, afirmó.

En sus botines no resalta únicamente su fútbol, también su experiencia ha sido un factor determinante en la cancha, y aunque el buen trato con la pelota es lo caracteriza su trabajo, reconoció que fue una temporada compleja: “Fe un torneo difícil, sin embargo hasta la última fecha siempre tuvimos la posibilidad de subir, no se dieron las cosas y creo que también nos faltó un poquito de suerte”, contó.

Este es un equipo que está escribiendo su propia historia, y la meta personal es aportar mi granito de arena llevando el equipo a Primera”, expresó Arciniegas, optimista con el proyecto que apunta a jugar en la categoría de oro del fútbol venezolano.

Por último, y no por ello menos importante, resaltó el trabajo y la mística de cada uno de los elementos que integran la familia Violeta, agradecido por la confianza y por la responsabilidad que depositaron en él: “Todos somos grandes compañeros, una familia”, indicó el jugador de 25 años, quien no dudó en decir que admira la labor de su colega Renier Rodríguez: “Con él siempre armamos las grandes jugadas en el campo”, sentenció.