Los púrpuras anhelan cosechar el pase a las semifinales del torneo

 

Prensa Metropolitanos FC | Escrito por: José Pablo Lobo (@Pablo27Lobo) | Fotografías de: Víctor Osuna (@vaos0497)

 

 

 

La Sub. 14 de Metropolitanos Fútbol Club afronta este sábado, 11 de noviembre, a partir de las 9:00 a.m., un obstáculo más para alcanzar el objetivo final de la temporada. Se enfrenta a Estudiantes de Caracas por el partido de vuelta de los cuartos de final de la Serie de Oro en la cancha de la Universidad Santa María.

 

Los violetas llegan al segundo compromiso de la instancia de los ocho mejores con todo a favor para consumar el boleto a las semifinales, tras derrotar al equipo académico por 2-0 en el Complejo Deportivo Fray Luis de Las Mercedes el pasado fin de semana, gracias a los tantos de Gabriel Hernández y Meyer Bachemheimer, además de la ardua labor demostrada por la plantilla usemista.

 

A pesar de la ventaja obtenida, la escuadra timoneada por el estratega, Luigi Celli, se prepara como si no hubiera un resultado anterior del cual influya en la justa del fin de semana. Están enfocados en llevarse el careo desde el primer minuto para mantener el invicto que llevan acumulado en la fase final de la competición.

 

“Esta semana ha sido fuerte, trabajando duro para lograr el pase a semifinales. No nos podemos confiar del primer partido contra ellos, por eso, tenemos que mantener el mismo rendimiento del juego de ida para lograr el objetivo”, indicó el defensa central, Carlos Ramírez, que ha salido como titular en los tres enfrentamientos de la ronda eliminatoria.

 

El portador del dorsal tres explicó que el director técnico los ha preparado de la mejor manera para el choque ante los blancos, realizando todo tipo de entrenamientos para evitar ser sorprendidos por el elenco estudiantil.

 

“El entrenador nos ha pedido a lo largo de esta semana que mantengamos nuestro estilo en el terreno de juego, gracias a él hemos llegado a los cuartos de final y posiblemente, estemos entre los cuatro mejores del país”, resaltó el espigado jugador, que con cada presentación sobre el césped reafirma el deseo de la plantilla de salir campeones del certamen.